Vita

Nacida y crecida entre Alemania y Sudamérica, siendo la mayor de tres hermanos

La formación como fisioterapeuta en Alemania me dio la base medicinal para todo lo que siguió. Las prácticas anteriores como enfermera auxiliar trajeron consigo la consciencia que me interesaba mucho el alma dentro de su casa, el cuerpo.

Las formaciones en el ámbito pediátrico (neonatología, oncología, Bobath, Castillo-Morales) abrieron las puertas hacia el alma de los niños. Re-conocí (con los niños en la oncología) la valentía, que llevamos dentro y nos hace seguir adelante.

En la búsqueda de más conocimientos en el área de las terapias corporales, Silencio y Contacto Consciente tuvo lugar el encuentro con: Shiatsu (Wilfried Rappenecker), Body Rhythm (Ray Ridolfi), Medicina Tradicional China (Claude Diolosa), Masajes, Meditación, Respiración Holotrópica, Tai Chi, Danza (Gabriele Roth), Tantra, “The Work” (Byron Katie) y la sabiduría chamaníca de varias culturas. En especial la mexicana Mariví de Teresa ha sido una fuente de inspiración inagotable para la parte femenina de mi Camino.

Otra pieza importante del puzle para tanto mi propio Camino creativo como el terapéutico llegó a ser el Trabajo Cráneo-Sacral Visionario ® con Hugh Milne. Guió el Camino a sumergirse en la profunda conexión entre cuerpo, alma y espíritu y la escucha desde el Centro del Corazón.

El deseo de una sistemática terapéutica para el acompañamiento de procesos me llevó hacia  la Terapia Sistémica-Integrativa para Parejas y Familias (Prof. Dr. Martin Kirschenbaum). Vivir conscientemente nuestra danza entre la proximidad y la distancia – siendo individuo y al mismo tiempo parte de un Todo. Además: Constelación familiar (László Mattyasovszky + Anne Stegemann ), PNL, asesoramiento psicológico (Charlotte Bunsen) y la Psicogenealogía con Alejandro Jodorowsky.

Durante casi todo este tiempo he vivido y trabajado en Hamburgo. La fase de formación incitó nuevamente el viajar – España, Argentina, EEUU, Italia, Suiza, México. Después me fui por un rato – 12 años viviendo en el País Vasco. Tiempo de integración de lo aprendido y desarrollo de lo propio. Allí también se abrió camino una nueva forma del acompañamiento – como guía de turismo. Así que hoy existen a la vez el camino terapéutico y el turístico – los dos de todo corazón.

Todo ello – el criarme  y vivir en diferentes culturas y espacios lingüísticos, el camino propio de descubrimiento y sanación, la conciencia sobre la continuidad del seguir desarrollándose y aprendizaje hasta el último aliento – son parte de mi actual oferta.

Y todo ese trabajo es en vano si falta el amor. Khalil Gibran